Falleció trágicamente un paciente de 12 años, Carlos Jesús Blanco Ovalles, quien sufrió graves quemaduras por fuegos artificiales durante el carnaval de Salcedo. Había sido internado en la Unidad de Quemados del Hospital Dra. Thelma Rosario del centro infantil de Santiago desde el 10 de marzo, con quemaduras de tercer grado que cubren el 70% de su cuerpo.

La muerte de Blanco Ovalles eleva a nueve el total de muertes por el incidente, seis de las cuales ocurrieron en el centro de quemados Thelma Rosario. En respuesta, el Servicio Nacional de Salud (SNS) brindó asistencia de salud mental a 18 familias afectadas, ofreciendo terapias cognitivo-conductuales, de confrontación y de interrogatorio para reducir el malestar emocional.

Un equipo de psiquiatras y psicólogos realizó intervenciones tanto en el Hospital Dr. Pascasio Toribio Piantini de Salcedo como en los hogares de las familias afectadas, brindando terapia y medicamentos según sea necesario. Las personas con estrés postraumático agudo y crónico fueron remitidas para un seguimiento adicional a los departamentos de psiquiatría y psicología del hospital.