Wilson Gómez Ramírez, presidente del Instituto Duartiano, criticó el llamado de Naciones Unidas para que República Dominicana acepte a más nacionales haitianos como refugiados, calificándolo como un nuevo ataque contra el país.

En un comunicado, Gómez Ramírez expresó su consternación por la indiferencia de los organismos internacionales, incluida la ONU, ante la carga que imponen a la República Dominicana los migrantes ilegales e indocumentados, particularmente los haitianos.

El Instituto Duartiano enfatizó la necesidad de continuar con los esfuerzos de repatriación y abogó por un mayor apoyo a la Dirección General de Inmigración para defender la soberanía del país y gestionar la migración de manera efectiva.