Un trágico incidente ocurrió en Santa Rosa, Baní, donde un bebé de dos meses y veinticinco días llamado Cirbelys Ramírez Falcón perdió la vida en un incendio en la casa.

Según los informes, el incendio comenzó cuando un ventilador cayó y entró en contacto con la cama del bebé, lo que llevó a una rápida extensión de llamas. A pesar de la rápida respuesta de una ambulancia 9-1-1 y el departamento de bomberos de Bani, el bebé sufrió quemaduras severas en el 90% de la superficie de su cuerpo, y la tragedia ya se había desarrollado cuando llegaron.

El médico forense confirmó la causa de la muerte como accidental. Las investigaciones del Departamento de Investigaciones Criminales y el Departamento de Bomberos de Baní están en curso para aclarar las circunstancias y determinar las causas exactas del evento desgarrador.