En el sector El Maní del municipio Baní, provincia de Peravia, el capataz, Agustín Alexis Pichardo Soto, fue asesinado a balazos durante un presunto robo el lunes. La pareja sentimental de la víctima tuvo que esconderse de los agresores debajo de una estufa hasta que estos se marcharon, y posteriormente fue trasladada al hospital por los servicios de emergencia.

La Policía Nacional y la unidad de emergencias 9-1-1 atendieron el incidente, y el cuerpo fue entregado al Instituto Regional de Ciencias Forenses (Inacif) para su mayor investigación.