En la comunidad de El Manchado, cercana a Hato Mayor del Rey, un joven llamado Tomás Peguero, de aproximadamente 24 años y residente en Higüey, se quitó la vida al ingerir un potente herbicida. Por el momento se desconocen los motivos de su decisión.

El cuerpo de Tomás Peguero fue sepultado en el cementerio municipal de Hato Mayor del Rey la mañana del domingo.

El transporte de sus restos en la parte trasera de un camión, presuntamente utilizado para cargar productos agrícolas, ha generado dudas sobre los criterios para obtener los servicios de un coche fúnebre por parte de la entidad municipal.