El Ministerio de Salud Pública emitió una alerta sobre la subvariante ómicrón BA.2.86, también conocida como “Pirola” o JN.1, detectando tres casos en el Gran Santo Domingo. Clasificada como “variante de interés” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la JN.1 circula en República Dominicana desde hace meses.

Los síntomas son similares a los de la subvariante ómicrón e incluyen fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor muscular, dolor de cabeza, dolor de garganta, congestión nasal, náuseas, vómitos y diarrea. La OMS señala que si bien JN.1 es muy contagioso, no es tan mortal. Los países europeos, incluidos Dinamarca, España, Bélgica, Francia y los Países Bajos, han experimentado un aumento en los casos de JN.1 y un aumento de las hospitalizaciones. Se espera que las vacunas brinden protección contra esta subvariante.

Un informe del Ministerio de Salud Pública señala una tasa de positividad de 1,98% en las últimas cuatro semanas con base en 3.053 muestras en la semana epidemiológica 50 de COVID-19.