Se hace nuevo llamado a vacunar a los niños

La directora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Aida Lucia Vargas, exhortó nuevamente a los padres a vacunar a los niños desde su nacimiento.

De acuerdo a la especialista, las vacunas previenen y limitan la propagación de enfermedades que muchas veces pueden ser mortales para los infantes.

Dijo que a través de la inoculación se ha logrado erradicar afecciones como la viruela y se ha mantenido bajo control el tétano, el sarampión y la difteria.

Manifestó que todos los niños al nacer deben recibir la vacuna BCG contra la tuberculosis, así como la que previene la hepatitis B.

Señaló que a los dos meses se les tiene que aplicar la pentavalente para evitar afecciones como la difteria, el tétanos y la tosferina; indicando que las dosis de refuerzo se les administran a los cuatro y seis meses.

Detalló que al año necesitan la vacuna SRP, la cual hace frente al sarampión, la rubéola y la parotiditis o paperas, así como un refuerzo contra el neumococo.

Resaltó que cualquiera de las referidas patologías también puede dejar secuelas severas en todos los afectados; como el caso de la meningitis, que antes de la introducción de la vacuna en el esquema nacional de vacunación, el país promediaba un caso diario, y a los niños que superaban el padecimiento les quedaban secuelas neurológicas de por vida.

El editorial publicado ayer por el periódico elCaribe, sostiene que el involucramiento de los padres, madres o tutores es vital para completar el esquema de vacunación de los niños.

Describe que para mayor efectividad deben tomarse las medidas pertinentes, lo que debe incluir campañas masivas sobre prevención, especialmente en sectores vulnerables, con la participación de todas las instituciones públicas y privadas, así como de gremios y sociedades médicas.

El PAI tiene vacunas contra el papiloma

El Programa Ampliado de Inmunización también cuenta en su portafolio con la vacuna del virus del papiloma humano. La doctora Aida Lucia Vargas explicó que el suero que evita la enfermedad de transmisión sexual solo se aplica en las niñas de nueve a 14 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la afección es una de las causas del cáncer cervical.

fuente Elcaribe