En diciembre de 2023, Nicolás Maduro se dirigió al Consejo Nacional de Economía Productiva y destacó las tendencias económicas positivas en Venezuela, incluida una reducción de la inflación de julio a septiembre, la más baja en casi una década. Maduro afirmó nueve trimestres consecutivos de crecimiento económico pero no proporcionó datos específicos.

Anunció varias medidas económicas, como la Ley de Actividades Aseguradoras, la Ley de Armonización Tributaria y exenciones para productos terminados. Además, se aprobaron acciones contra el contrabando, dirigidas a refrescos, productos farmacéuticos, comercio y control sanitario. A pesar de estas medidas, no hubo un aumento significativo en los salarios de los trabajadores y el salario mínimo en Venezuela se mantuvo en 130 bolívares (aproximadamente 3,66 dólares estadounidenses), según informó el Banco Central de Venezuela.